Informático granada
trabajar desde asa

Ciberataques por trabajar desde casa

Compartir:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

El estado de alarma en España ha obligado a millones de trabajadores a trabajar desde casa, lo cual ha provocado que durante la cuarentena se dispare el tráfico web y el consumo de contenido en streaming. Consciente de ello, los ciberdelincuentes están intentando aprovechar esta situación para atacar y sacar el máximo provecho para acceder a información o paralizar diferentes sistemas.

Y es que trabajar desde casa sin que la mayoría de las empresas estén preparadas para ello ha dejado muchos agujeros en la seguridad, algo que puede ser muy peligroso. Por lo tanto, es necesario tomar ciertas medidas de seguridad y utilizar el sentido común. Los atacantes siempre se adaptan a cualquier tipo de crisis, y ahora el recurso que más utilizan es el coronavirus. Comienzan a bombardear a través de correos o mensajes a los usuarios, haciéndose pasar o enviando información con enlaces que son dañinos. Ante el temor de lo que ocurre, muchas personas pican creyendo que es información real o necesaria, lo que provoca la entrada de un atacante en su red privada.

En esta ocasión, también se aprovechan de las empresas que han tenido que enviar a su empleados a trabajar desde casa, prácticamente de un día para otro, lo que ha provocado muchos fallos en el sistema. Este proceso podría haber llevado semanas, y ha tenido que fraguarse en pocos días. Lo que acaba produciendo vulnerabilidades que a día de hoy aún se están solventando. Las grandes empresas tienen más facilidades y se han blindado mejor, ya que lo estaban previamente. Por el contrario, las pymes están más desprotegidas porque no suelen contar con tanto personal y tantos recursos para ponerse al día. Por ello, profesionales como los de Informático Granada trabajan de manera particular para estos negocios, protegiéndolos y realizando los servicios de cuidados e instalaciones que necesitan.

Peligros de trabajar desde casa

Los ciberdelincuentes están al día de las empresas que han mandado a sus empleados a casa, y aprovechan esto para ponerse en contacto con los empleados haciéndose pasar por personal de servicio técnico, solicitando datos personales y contraseñas, lo que provoca situaciones de alto riesgo, ya que con esta información pueden acceder de manera sencilla a todo el contenido que se guarda de la empresa en la red.

El phishing se convierte en la estrella

Es el ataque estrella de estos días, y es que los ciberdelincuentes crean cuentas de correo y páginas web falsas que se mimetizan a la perfección con las oficiales del Estado, de los ministerios o de la seguridad social. De esta forma, consiguen adquirir datos de manera fraudulenta, ya que, debido a la problemática actual, muchas personas confían a la hora de recibir información a través de cuentas o correos del Ministerio de Sanidad o de la Organización Mundial de la Salud.

Otro dato al que hay que estar pendiente es que crean campañas adjuntando ficheros con supuestas recomendaciones sobre el coronavirus. Esto es una forma de aprovecharse de la desesperación y del miedo de los usuarios, que viven pendientes de recibir nuevos anuncios sobre esta materia. Con la descarga de estos archivos, consiguen abrir una brecha de entrada hacia los dispositivos, pudiendo adquirir todos los datos que desean. Y es que desde enero se han registrado más de 4.000 dominios relacionados con el coronavirus en todo el mundo.

La desinformación es peligrosa

El problema es que todo esto se agrava con la desinformación, es decir, estos enlaces se pasan de grupo a grupo, creando un falso conocimiento y poniendo en peligro a un mayor número de personas. Ahora esto es muy peligroso, ya que la información acerca del virus cambia de un día para otro, por lo que es muy fácil que los usuarios accedan a pinchar en este enlace esperando encontrar nuevos datos que los tranquilicen o los mantengan informados.

Ataques a hospitales

Recientemente el Hospital Universitario de Brno, en la República Checa, fue atacado por un grupo de ciberdelincuentes, que secuestraron sistemas informáticos e incluso pidieron dinero para liberarlos. En España también se dio un ataque similar que pudo controlarse a tiempo, y es que los ciberdelincuentes aprovechan cualquier crisis para conseguir aquello que desean sin importar el coste que esto suponga para miles de personas que están perdiendo mucho en estos tiempos.

Si tienes la necesidad de proteger tu empresa, a tus trabajadores y tu información llámanos y te solventaremos todas las dudas.

Artículos relacionados