Informático granada

Consejos y soluciones para los errores más frecuentes de nuestro PC. (Parte 1)

Compartir:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]En el artículo de hoy queremos ayudarte con todos esos fallos que en ocasiones pueden presentarse en nuestro equipo, y que, a pesar de que pueden alarmarnos y resultarnos muy serios e importantes, pueden solucionarse con algunos sencillos pasos.

Por ello, desde InformaticoGranada hemos decidido recopilar para ti un listado con los mejores consejos para cada tipo de error que nuestro ordenador pueda dar en un determinado momento.

Busca tu problema entre todos los que comentaremos en nuestra lista y prueba la solución que te recomendamos.[/vc_column_text][vc_column_text]

Mi monitor se encuentra encendido, pero mi ordenador no comienza a ejecutarse:

Si a pesar de presionar el botón de encendido de tu PC este no reacciona deberás de seguir los siguientes pasos para poder comprobar si se trata de un error grave o de no que puedas solucionar tú mismo:

  1. Comprueba que las conexiones de energía eléctrica se encuentran correctas.
  2. Asegúrate del buen funcionamiento del estabilizador.
  3. Comprueba con especial atención que el cable de alimentación que conecta nuestro equipo con el monitor.

Si todo se encuentra en su posición, pero tu ordenador continúa sin encender es probable que se deba a algún daño interno de nuestro PC, así que procederemos a abrir la tapa y desconectar las conexiones de la placa base, seguidas por las de los dispositivos externos y el disco duro.

En caso de que el ordenador continúe sin encenderse el conveniente acudir a un taller de reparación para que un equipo especializado se encargue de la reparación del componente averiado.

Mi ordenador se reinicia automáticamente cuando en el encendido se encuentra cargando el escritorio de Windows:

Este tipo de errores suelen ocasionarse debido a un fallo del Sistema Operativo. Por lo general, causado por un mal funcionamiento o una mala instalación de uno de los Drivers internos que genera este conflicto antes de completar el encendido del equipo.

Lo más posible es que hayamos instalado recientemente un programa que no sea compatible con nuestro ordenador y por ello produzca un error.

Debemos de iniciar el equipo usando el Modo Seguro; para ello reinicia el ordenador, presiona el comando F8 y selecciona la opción de arranque indicada.

Nuestro escritorio se cargará con una interfaz un tanto diferente a la habitual, pero ello no debe de preocuparte ya que es parte del proceso de recuperación.Desde aquí podremos restaurar nuestro equipo a un estado anterior, cuando los drivers no fallaban y continuar operando con él como normalmente.

En caso de que el ordenador no sea capaz de ejecutar el modo seguro, deberemos de restaurar el sistema usando el disco de Windows y usando la consola de reparación.

El ventilador de mi equipo ha dejado de funcionar correctamente a pesar de que mi equipo entra en funcionamiento:

Este problema puede pasar desapercibido ante los ojos de algunos usuarios y provocar daños graves serios y complejos en nuestro ordenador debido a una mala ventilación de los componentes y conexiones internas.

Es fundamental mantener siempre una temperatura adecuada en el interior de nuestro equipo, por ello la pieza necesitará ser sustituida cuanto antes.

Sin embargo, puedes intentar engrasar el eje de giro del ventilador para hacerlo funcionar de nuevo otra vez, de modo provisional, hasta que no acudas al taller más cercano con un equipo de profesionales especializados en la materia.

El sistema operativo del ordenador se bloquea y no consigue cargar la versión de Windows del equipo:

Este error es causado por un conflicto entre varios de los comandos de nuestro ordenador, los cuales no le permiten procesar ningún tipo de dato ni información. En la mayoría de los casos está provocado por la intrusión de un agente malicioso en el sistema.

Por suerte tiene una sencilla solución para el usuario, que consiste en iniciar la sesión con un Live Boot CD, es decir cargar el sistema operativo a través de un CD equipado con los drivers necesarios para el encendido.

Tras esto deberemos de analizar y revisar todos los últimos archivos descargados o instalados y sería conveniente realizar un formateo para asegurarse de la correcta limpieza total del equipo.

[/vc_column_text][vc_column_text]Si os ha gustado el articulo haz click en Me gusta.

 

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Artículos relacionados