Dispositivos: regalos hackeables

regalos-hackeables

Dispositivos: regalos hackeables

Cuidado con lo que deseamos y con lo que regalamos. Muchos de los detalles que se otorgan hoy en día son tecnológicos o relacionados con dispositivos digitales. Atrás quedaron los elementos analógicos: ¿para qué un libro si puedes tener un Kindle o para qué un Casio si puedes tener un Apple Watch? El problema viene al observar estos regalos hackeables, dado que todo aquello que sea digital es vulnerable de ser invadido.

Cualquier persona en la actualidad cuenta con un dispositivo: niños, jóvenes, adultos y personas mayores. ¿Esto qué quiere decir?: que la vulnerabilidad puede hacerse mayor en función de la edad y del conocimiento que se tenga sobre informática. Estos puntos ciegos ayudan a que profesionales del pirateo accedan, roben o controlen la información que allí hay.

Lo más peligroso de usar dispositivos que están conectados a la red es la información que generan sobre los hábitos y conductas de las personas. Por ello, hay que tomar conciencia sobre nosotros y también explicarles a los niños los peligros que tienen las apps y las redes sociales.

Cada año millones de cuentas y dispositivos son atacados. Lo tradicional es que fijen su atención en los ordenadores personales, pero con el tiempo los móviles y los wearables se han convertido en un blanco fácil para los ciberdelincuentes. Esta tendencia que se encuentra ahora en alza implicaría que con los años esta fijación será mayor y, por tanto, también lo será el perfeccionismo a la hora de invadir.

Dispositivos: de regalos hackeables

Desde Informático Granada pretendemos crear una concienciación acerca de aquellos elementos que parecen seguros o inocuos, pero que podrían llegar a ser un verdadero problema para la intimidad y la integridad de los propietarios.

Videojuegos y su configuración

El principal problema ante la llegada de nuevos dispositivos es que rápidamente son encendidos y usados, y no se le presta especial atención a la configuración de seguridad de la consola o del juego.

En el caso de los videojuegos, es muy importante que se verifique cuál va a ser la información que se comparte en internet. Se debe prestar especial atención a que no se estén utilizando datos de geolocalización, la edad o el nombre si es el menor quien está jugando, pues todos esos datos podrían ponerlo en peligro e invadir su intimidad.

Si eres adulto, te aconsejamos que vigiles qué información que compartes; y si eres el responsable de un menor, no se debe olvidar que los juegos conectados a la red deben ser supervisados por adultos, pues podrían compartir datos peligrosos para su integridad. En caso de no saber cómo hacerlo, contacta con nosotros y te ayudaremos a solventarlo.

Regalos hackeables: Cuidado con las descargas piratas

Algo muy popular, pero que puede ser peligroso, son las descargas piratas de juegos. Aparte de que moralmente es cuestionable, detrás puede encontrarse un problema serio, pues durante estas descargas se puede bajar un código malicioso en los archivos.

La tentación de la descarga es muy fuerte, pero, como consecuencia de esa gratuidad, también podría llegar al dispositivo un virus o algún tipo de ransomware. Esto podría hacer mucho daño, pues al robar datos incluso podría hacerse con el control de las cuentas bancarias.

Móviles en manos de niños

Los niños de ahora quieren todos un teléfono móvil, pero poco saben del riesgo que puede suponer su uso. En la actualidad, los móviles son una de las principales vías de ciberacoso hacia los menores y una brecha a través de la cual los ciberdelincuentes pueden entrar fácilmente. Si eres adulto y tienes hijos menores de edad, deberías tener un control exhaustivo sobre aquello que tus hijos comparten y reciben de forma diaria en el teléfono.

Cuidado con los wearables

¿Quién no tiene un reloj inteligente hoy en día? Sin embargo, hay que tener cuidado con ellos, pues con la información que recogen se corre el riesgo de transmitirle al mundo entero qué es lo que se hace, cuándo, dónde, a qué hora y durante cuánto tiempo.

Este tipo de dispositivo es muy “chivato”, pues almacena todos los datos de aquello que vamos haciendo a lo largo del día; información que podría ser muy peligrosa en función de las manos en las que cayera.

Regalos hackeables: Las cámaras

Los profesionales llevan años avisando a los usuarios de lo peligroso que puede ser una cámara abierta y colocada en una posición comprometedora. Las cámaras deben estar siempre cubiertas o desconectadas de la red si es posible.

Existen muchos ciberdelincuentes cuyo único afán es robar imágenes íntimas y comprometedoras de los usuarios para después usarlas o difundirlas. Esto podría suponer un agravio a la intimidad e integridad de la víctima.

Share this post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Facebook