Informático granada
malware

¿Qué es un malware y cómo evitarlo?

Compartir:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Cuando se habla de malware se hace referencia a un tipo de programas informáticos o software capaces de dañar los dispositivos; robar datos confidenciales como contraseñas, números de cuentas bancarias, identidad, etc. Así como también provocar daños a los sistemas, enlenteciéndolos, borrando o infectando archivos, etc., generando desorden y desconcierto. Es decir, un malware es un software cuyo objetivo es comprometer la seguridad de los usuarios.

Generalmente el malware es creado por hackers con diferentes objetivos: para extorsionar y obtener dinero. Además, para robar información, como medio de protesta, para modificar el sistema operativo y las aplicaciones instaladas, para probar la seguridad; y tomar el control del equipo o hasta como arma de guerra; existiendo diversas clasificaciones según su peligrosidad y fines.

Los tipos de malware

Son numerosos, siendo los más comunes los virus, gusanos y troyanos. Los malware virales insertan parte de su código interno dentro de programas legítimos; y de esta forma se adhieren a los archivos limpios con la apariencia de archivos ejecutables infectándolos. Se pueden propagar sin control dañando las funciones de un sistema, eliminando o inutilizando archivos.

El malware gusano

Es capaz de infectar redes enteras de dispositivos, mediante el uso de interfaces de red. Se trata de un código malicioso diseñado para propagarse automáticamente; a través de cualquier medio como dispositivos de almacenamiento USB, redes corporativas y sociales, discos duros, entre otros.

El malware troyano

Es también un código malicioso pero que no se propaga automáticamente ni infecta los archivos, sino que simulan ser programas legítimos y útiles; siendo su objetivo exactamente lo contrario.

En cuanto a las vías por las cuales puede tener acceso el malware a nuestros sistemas; se consideran que las más importantes son el internet y el correo electrónico. Tales como algunas descargas de archivos y programas en la web o redes que están infectados. El acceso a enlaces de correos electrónicos de origen desconocido, las visitas a sitios web sospechosos o comprometidos; el acceder a publicidad infectada en la web o inclusive el usar dispositivos externos como, por ejemplo: los USB, igualmente de origen desconocido.

Navegar en internet es un riesgo

Por tal motivo, es importante aprender a navegar de manera segura por internet y no confiar de todos los archivos que se reciben. Ya que los emails pueden ser una importante fuente de entrada de archivos infectados; al igual que las conexiones peer to peer o redes de ordenadores conectados que intercambian información. Y la navegación por internet con versiones obsoletas o la ejecución de archivos sospechosos donde el malware se encuentra a veces oculto.

Para evitar o prevenir un malware es necesario combinar hábitos saludables en línea, y contar con un software antimalware potente y confiable; que pueda detectar el malware antes de que este acceda a la PC o dispositivo. También es importante aprender a detectar los malware para poder eliminarlos y prevenirlos a futuro.

Sospechamos que nuestro dispositivo está infectado cuando se presentan alertas en los programas antivirus que tenemos instalados; cuando el funcionamiento de nuestro equipo se enlentece, al aparecer continuamente ventanas emergentes y bloqueos o cualquier otra situación sospechosa.

Precaución y prevención

Por lo tanto, es muy importante la precaución y la prevención para evitar los malware en los sistemas operativos de nuestros dispositivos. Para ello se deben seguir una serie de recomendaciones:

·         Mantener actualizado el sistema operativo y el navegador, así como todos los programas instalados en el dispositivo.

  • Tratar de no instalar o descargar programas desconocidos, preferir los sitios web oficiales.
  • Instalar antivirus confiables y realizar análisis periódicos.
  • Evitar enlaces provenientes de correos o SMS desconocidos para acceder a servicios bancarios, consulta de facturas, etc.
  • Siempre navegar por sitios fiables y conocidos.
  • No utilizar dispositivos externos de origen desconocidos como los USB.
  • Instalar en el dispositivo un bloqueador de anuncios, ya que no es muy fácil reconocer los avisos peligrosos, siendo más seguro bloquearlos todos.
  • Cuidar la seguridad cuando usemos las redes sociales; ya que son una de las plataformas y páginas más utilizadas en internet. Y por ende con un gran riesgo de contener malware y otros ataques.

Definitivamente, es necesario que estemos bien alertas y atentos para proteger nuestra seguridad de los malware, debido a que existen muchos ataques en la red. Al seguir las recomendaciones y aplicarlas, los riesgos de malware serán menores, nuestros dispositivos estarán má

Artículos relacionados