Informático granada

Preguntas más frecuentes al navegar en modo incógnito

Compartir:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

¿Te gusta mucho navegar en internet? Si estás leyendo esto, seguramente que sí. Y toda vez que navegamos por la red vamos dejando huellas digitales que almacena mucha información sobre nosotros. En general, esto es considerado como una ventaja de los navegadores, que con esas “huellas digitales” permiten conocer los gustos de los usuarios y hacer mejor la experiencia de navegar. Sin embargo, a veces queremos que no queden rastros de las páginas que hemos visitado, los formularios que hemos completados, etc. Para ello existe el modo incógnito y vamos a presentártelo para que le saques provecho y logres algo más de privacidad en tu actividad en internet.

Conozcamos qué es el modo incógnito

La mayoría de los navegadores que hoy utilizamos – Google Chrome, Microsoft Edge, Mozilla, etc. – viene provistos de un modo de navegación conocido como modo incógnito ¿Aún no los has sentido nombrar? Bueno, si es así veamos un poco como actúa esta forma de navegación.

El modo incógnito permite al usuario de un dispositivo que comparte con otros usuarios o cuenta, navegar con mayor privacidad. Esto significa que cuando entramos en internet a través de esta forma no quedarán registros almacenados del historial de navegación, cookies, descargas ni credenciales de inicio de sesión en cualquier página.

Ahora bien ¿Qué queremos decir con que no quedan registros almacenados? Cuando usamos internet, entre las funciones del navegador está recordar toda tu actividad en el mismo. Qué páginas visitaste, qué vídeos viste, qué descargaste y hasta qué tipo de compras has hecho. De esta manera el navegador se involucra con tu actividad y te ayuda a tener una experiencia más divertida en internet. Pero, cuando navegamos el modo incógnito nada de la información queda almacenada en tu navegador.

Esta forma de navegar es ideal para cuando, por razones de fuerza mayor, debes usar el ordenador de otra persona o ir a un cibercafé, el modo incógnito, no almacena credenciales de inicio de sesión ni datos de formularios que hayas completado. Por eso, puedes iniciar una sesión de Facebook en cualquier dispositivo que no sea el tuyo y cuando salgas no quedará ningún rastro de esa actividad.

El historial de navegación es otra de las actividades que el modo incógnito no guarda, por lo tanto, todas las páginas que visites no quedarán registradas en ningún lado. En cambio, sí quedarán guardadas las descargas que efectúes en un ordenador mientras navegas en el modo incógnito. Siempre asegúrate de borrar los archivos descargados antes de abandonar el dispositivo.

¿Para qué se usa el modo incógnito?

Muchas veces en el hogar, en la oficina o en un lugar de estudio compartimos el uso de ordenadores y otros dispositivos y, realmente, no deseamos que otros usuarios pueden ver o indagar mi actividad en internet. Queremos privacidad y que el resto de las personas con las que compartimos equipos no sepan que hacemos.

Cualquier usuario que acceda a un ordenador que tú has utilizado antes, puede ver que páginas has visitado e, incluso, filtrará las búsquedas de acuerdo a las huellas digitales que has dejado. Sin ser mal pensados, los registros que vamos dejando en el navegador puede jugarnos una mala pasada si deseamos sorprender a alguien cercano con un regalo, ya que esto podría verse en el navegador. Por eso, si queremos que nadie pueda detectar nuestros pasos en internet, utilizamos el modo incógnito.

Veamos qué fácil es activar el modo incógnito

Para activar la ventana de modo incógnito dependerá del tipo de navegador que estés utilizando. Aquí te explicamos como acceder en los navegadores más utilizados.

Si estás usando Google Chrome, puede ingresar a la ventana de incógnito por medio de su atajo presionando Ctrl + Shift + N, en el caso que Windows sea tu sistema operativo. Si eres fanático de Mac, el atajo es + Shift + N. si no deseas utilizar el atajo, simplemente haz click en los tres puntitos que están ubicados en el margen superior derecho de la ventana de tu navegador y luego cuando se despliegue el menú, elije Nueva ventana de incógnito.

Para el caso que seas un usuario de Mozilla Firefox no cuentas con un atajo, pero debes seleccionar las tres líneas horizontales que se encuentran en la parte superior derecha, es el menú, y luego elegir Nueva ventana privada.

Los usuarios de Microsoft Edge deben seleccionar los tres puntos ubicados en la parte superior derecha del navegador y luego elegir Ventana InPrivate nueva.

Como ves, navegar en modo incógnito es muy fácil, te brinda un importante nivel de privacidad, sobre todo si trabajas en ordenadores o dispositivos compartidos. Cuando te vuelvas más hábil en su uso, seguramente recurrirás a él más veces de lo que te imaginas. Mucha suerte en tu navegación oculta y no dejes de comentarnos tus experiencias.

Artículos relacionados