¿Cómo verificar si la pantalla del portátil está dañada?

pantalla-del-portatil

¿Cómo verificar si la pantalla del portátil está dañada?

La pantalla del portátil es uno de los puntos más delicados de un ordenador debido a su composición y al uso que se le da. El portátil es un dispositivo que suele adquirirse para ser transportado a diferentes espacios, por ello el riesgo de que sufra algún percance es mayor que el de un ordenador de mesa tradicional.

Existen diferentes pantallas para portátiles, es decir que están fabricadas y compuestas de materiales diferentes. Elegir una u otra dependerá de las necesidades o del presupuesto de cada usuario. Es habitual que se preste mucha más atención a otras funciones a la hora de adquirir este tipo de herramientas, como el rendimiento, el procesador o la capacidad de almacenamiento. Pero lo cierto es que la pantalla es un punto importante, sobre todo para evitar problemas mayores.

La pantalla del portátil es un elemento delicado que suele presentar errores. Por ello, en este artículo Informático Granada te ofrece una guía para poder averiguar si se está estropeando la pantalla y por qué motivos lo está haciendo. Como siempre, si necesitas consultar alguna duda o problemática que no puedas solventar, te aconsejamos contactar con nosotros.

Verificar si la pantalla del portátil está dañada

Cuando la pantalla del portátil empieza a actuar de manera extraña, lo primero que se viene a la cabeza es que se ha roto. Es probable que eso sea cierto, pero también es posible que no haya daño alguno y todo quede en un susto. Por ello, a continuación se enumeran una serie de pasos que permitirán averiguar qué problema o falla se está produciendo en la pantalla del portátil.

Paso 1: Identificación de síntomas

Se deberá examinar cuidadosamente dónde, cuándo y cómo ocurren los síntomas. Es necesario identificar el problema correctamente para que intentar repararlo no sea una pérdida de tiempo y de dinero. Si el problema lo causa el software, se solucionaría con un simple reinicio del sistema. Pero hay que tener en cuenta que, si el problema es recurrente, habrá que realizar alguna reparación.

Paso 2: Prueba

Hay que realizar pruebas  bajo diversas condiciones para ver si los síntomas son consistentes o reiterados. Por ejemplo, puede ocurrir que la pantalla de un portátil se vuelva negra, tenga defectos visuales o algún parpadeo, lo que podría atribuirse a que el controlador de la pantalla estuviera dañado.

Una acción que se puede llevar a cabo para ver si se trata de este fallo y si se consigue solventarlo es la de intentar arrancar el PC en modo seguro (hay que presionar F8 durante el arranque del sistema), actualizar los controles de vídeo y ajustar físicamente la pantalla.

Paso 3: daños físicos

Hay que comprobar si hay daños físicos. Si la pantalla está rota (quebrada) o muestra algún signo de daño, esta será una gran evidencia del fallo. Lo siguiente es averiguar si el reemplazo de la pantalla soluciona el inconveniente o si el problema es más profundo. Para saberlo, lo primero es reemplazar las partes dañadas físicamente y comprobar si se ha resuelto el error que se producía.

Paso 4: revisión externa

Hay que conectar el portátil a un monitor externo, de esta forma se podrá comprobar si el problema está relacionado con el hardware o el software. La pantalla deberá aparecer en el segundo monitor sin tener que hacer ninguna configuración adicional. En caso de que no surja, habrá que averiguar si los controles de vídeo tienen esa opción.

Paso 5: Reemplazar la unidad

Por último, si todo lo anterior ha fallado y la pantalla sigue produciendo los mismos errores, es el momento de reemplazar la unidad de procesamiento gráfico (GPU en inglés). Los portátiles fabricados en los últimos años traen de serie una GPU que se puede reemplazar o actualizar fácilmente.

Por desgracia, en los dispositivos más antiguos esto es prácticamente imposible debido a que la tarjeta gráfica está pegada a la placa base. En este caso, la única opción para solucionar el problema sería acudir a un profesional de la informática para ver si es posible encontrar en el mercado un reemplazo usado.

Paso 6: profesional

Si no se ha podido realizar lo anterior por falta de conocimiento o si, por el contrario, se ha realizado pero no se ha llegado a ninguna conclusión, es el momento de llevar el portátil a un profesional como los de Informática Granada.

Realizaremos todas las pruebas y emitiremos un veredicto final. Te diremos si puede tener solución cambiando o ajustando una serie de piezas o si, por el contrario, no hay nada que hacer y lo mejor es adquirir un nuevo modelo. Para esto último también podemos ayudarte dándote asesoramiento y guiándote en la compra. De este modo, podrás adquirir el que mejor se adapte a tus necesidades.

 

Share this post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Facebook