Informático granada

Optimiza el uso de tu navegador: sácale el máximo partido

Compartir:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Quizá nuestro navegador sea nuestra herramienta estrella por excelencia en nuestro ordenador con diferencia del resto de aplicaciones. Pero ¿Conoces cómo sacarle el máximo partido? Existen gran variedad de navegadores en el mercado y una amplia oferta según nuestras necesidades y preferencias. Pero todos tienen algo en común: las bases principales para optimizar sus recursos coinciden en su mayor parte.

Por ello, en el artículo de hoy de Informático Granada vamos a conocer cómo optimizar el rendimiento de nuestro navegador independientemente de sea cual sea, procurando agilizar su velocidad y recursos.[/vc_column_text][vc_column_text]Los navegadores consumen la gran parte del tiempo delante de nuestros ordenadores así que mantenerlo en buenas condiciones y procurando darle un buen uso nos darán grandes beneficios a la larga. En los siguientes pasos, cuidaremos la seguridad, velocidad y optimización de éstos con sencillas pautas a seguir.

Mantén tu navegador actualizado.

Tener instalada la última versión del navegador nos asegura disfrutar de sus últimos parches y ventajas. Normalmente los navegadores se actualizan cada poco tiempo, cubriendo agujeros de seguridad y aportando nuevas prestaciones. De este modo, nuestro navegador será más fiable y estable.

Los principales navegadores suelen actualizarse solos, o cada cierto tiempo, nos preguntan si queremos instalar la nueva versión. En este último caso, siempre diremos que sí, aceptando la actualización e instalándola. Si el navegador no se actualiza solo, de vez en cuando, hay que revisar si existen nuevas versiones.

Organizar marcadores: Las carpetas son nuestras amigas

Muchas veces almacenamos marcadores sin ton ni son, según vemos enlaces que nos gustan los guardamos sin más orden que el de llegada. Los navegadores ofrecen una ventaja interesante: organizar los marcadores en carpetas para mantener clasificadas nuestras páginas favoritas.

Las carpetas también permiten abrir todos los enlaces que contienen de un solo click, sin necesidad de navegar innecesariamente por el menú de marcadores. Esto ahorra tiempo y acumulación de links innecesarios.

Complementos y extensiones

Los complementos para los navegadores aportan grandes ventajas al uso de éstos, pero siempre hay que usarlos con moderación. Existen todo tipo de complementos: traductores, aplicaciones, apoyo para desarrolladores, mejoras del navegador, privacidad, redes sociales… Debemos pensar antes de instalarlo si lo necesitamos o no, ya que este tipo de extensiones pueden ralentizar nuestro navegador.

Cada cierto tiempo es recomendable revisar nuestra lista de complementos instalados y borrar aquellos que no usemos. También debemos tener en cuenta que muchos pueden estar en fase beta y causar algún que otro problema. Asegurarnos antes de que el complemento instalado tenga buenas críticas y calificaciones nos ayudará a no cometer este tipo de errores.

Configurar el guardado de las cookies.

Las cookies son los pequeños archivos que el navegador guarda en nuestro ordenador y le ayudan, por ejemplo, a recordar lugares visitados o preferencias de nuestros sitios favoritos. Pero esto es un arma de doble filo, ya que no todas las cookies tienen fines benevolentes y muchas son usadas con fines maliciosos o de publicidad.

Por suerte, los navegadores ofrecen la posibilidad de filtrarlas o moderarlas para nuestra seguridad. Desde el propio menú de opciones de nuestro navegador (cambia dependiendo del navegador que se use), bien sea en la sección de privacidad (mayoría de navegadores) o desde configuración avanzada (Chrome) podremos desactivar el uso de las cookies o permitir solo aquellas en las que confiamos.

Ventanas de incognito o privadas

Cuando abrimos el navegador desde un icono en nuestro ordenador, al pulsar el botón derecho sobre él, podremos acceder a la opción abrir ventana de incognito o privada. Esta característica permite navegar de forma segura y sin interferir en nuestro navegador habitual. Desde una ventana privada se puede abrir sesión de una cuenta de correo o red social sin necesidad de cerrarla de nuestro navegador. Es ideal para visitar ordenadores ajenos o permitir que terceras personas accedan a nuestro dispositivo.

El navegador tampoco guardará información sobre las búsquedas realizadas o los enlaces visitados ya que por defecto no guardan cookies. Esta ventaja nos permite navegar de forma segura por internet.

Moderar el número de pestañas abiertas

Los navegadores consumen recursos solo por abrirlos de forma normal. Parte de la memoria de nuestro ordenador se dedica a su gestión mientras los usamos. ¿Pero qué ocurre cuando abrimos de pronto veinte pestañas? El uso de memoria solo para cargarlas aumenta dejando nuestro ordenador durante unos segundos algo ralentizado. Una vez cargadas, no dejan de consumir recursos, aunque (dependiendo de la página) suele ser mucho menor.

Aun así, si nuestro ordenador tiene recursos limitados o tiene algunos años y sus prestaciones no son las actuales, es conveniente que se modere el número de pestañas abiertas procurando que el uso de memoria no bloquee o ralentice nuestro dispositivo.

Atajos: Hazlo más simple.

Cuando pasamos tantas horas delante del navegador, ahorrar algo de tiempo siempre es bueno. Los atajos nos permiten acceder a las opciones del navegador sin necesidad de adentrarnos en los menús y buscar la acción que necesitemos. Con un juego de teclas, podremos tener a nuestro alcance pequeñas ventajas. No es necesario conocerlas todas, pero si memorizamos las más usadas será una buena ayuda.

Estos atajos funcionan para la mayoría de navegadores salvo alguna excepción. Te mostraremos algunos de los que pueden resultar más interesantes:

  • Cuando escribimos una dirección en el navegador, ya no es necesario escribir las “www” o el “.com”, ya que en lugar de pulsar enter al terminar, pulsaremos enter+control y ésta se rellenará automáticamente.
  • Las letras pequeñas ya no serán un incordio, pulsando control y moviendo la rueda de nuestro ratón, podremos ampliar o reducir la página web que tengamos abierta.
  • Si pulsamos con el botón de la rueda del ratón sobre el nombre de la pestaña en la parte superior del navegador donde se acumulan, se cerrará. En cambio, si hacemos este click en un espacio vacío donde debería haber una pestaña, se abrirá una nueva.
  • ¿Has cerrado una pestaña por error? Pulsa control+tecla mayúsculas y volverá a aparecer.
  • Para buscar una palabra en la página, pulsa control+F y aparecerá el menú de búsqueda.
  • Amplia al máximo la ventana de tu navegador poniéndola en modo completo: F11
  • Recarga una página: F5

[/vc_column_text][vc_column_text]Si os ha gustado el articulo haz click en Me gusta.

 

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Artículos relacionados