Montando un PC económico para realidad virtual

Montando un PC económico para realidad virtual

El dispositivo para disfrutar de la Realidad Virtual, Oculus Rift, ha realizado importantes cambios – además de bajar de precio – que permiten que los requerimientos de hardware sean menos pretenciosos. Con estas modificaciones podremos introducirnos en el mundo de la realidad virtual, montando un PC económico para realidad virtual. No es casual que estos cambios estén produciéndose ahora, ya que la empresa Sony está amenazando al mercado con el lanzamiento de una PlayStation de RV. Y ya sabemos cómo impacta esto en los mercados, obligando al resto de los competidores a adoptar medidas que puedan ser competitivas con estos anuncios.

Haciendo las cuentas

Si queremos montar un PC económico para realidad virtual, lo primero que tenemos que tener en cuenta antes de comenzar a hablar del tema de los componentes, es que debemos considerar que el primer gasto importante que vamos a realizar – totalmente imprescindible – es el dispositivo Oculus Rift, sin él hay que olvidarse de la realidad virtual. Este dispositivo hoy se puede conseguir en el mercado por un valor cercano a los € 499, lo que ya significa una sensible baja, comparado con los € 699 que estaba costando.

Habiendo hecho estas aclaraciones, pongamos toda nuestra atención en montar una torre que nos permita sacarle provecho al dispositivo de realidad virtual y al más bajo coste posible.

La plataforma

Aquí, seguramente, se producirá todo un debate ya que, a la hora de elegir, disponemos de 2 alternativas: LGA 1151 y AM3+. Seguramente quienes quieran disponer de un procesador Core i3 6100 o superior, se inclinarán por la primera opción, lógicamente más cara. Esto, además, brinda la posibilidad de ampliar la capacidad de nuestro procesador.

Pero nos hemos propuesto el desafío de lograr un PC económico, entonces elegiremos para nuestra plataforma a AM3+, mucho más económica y si a esto lo acompañamos con las modificaciones en Oculus Rift, ya no es necesario disponer de un procesador muy potente.

Eligiendo el procesador

Ya con nuestra plataforma AM3+, podemos poner nuestra atención en un procesador FX 4300, que cuenta con 2 módulos completos y 4 núcleos a 3,8 GHz en modo normal y 4 GHz en modo turbo.

Este procesador cuenta con la ventaja de disponer de un multiplicador desbloqueado que nos permite dejarlo en 4 GHz fijos, sin ninguna necesidad de estar cambiando el disipador provisto de fábrica. La relación precio y calidad, en este procesador es óptima y estamos hablando de unos € 68.

La placa base

Para la placa base o motherboard buscaremos una solución que se encuentre a mitad de camino entre las más básicas y las de más altas prestaciones. Para ello, hemos puesto el ojo en la MSI 970A-G43 cuya relación precio y calidad es bastante buena. Esta placa soporta perfectamente el procesador elegido y la tarjeta gráfica, además de contar con los suficientes puertos USB para el uso de los dispositivos de realidad virtual. Por € 70 tendremos acceso a esta placa.

Memoria RAM

8 GB de RAM serán suficientes para poder soportar el correcto funcionamiento del Oculus Rift, además de estar dentro de los parámetros sugeridos por el fabricante del dispositivo. Ahora se trata de buscar una versión económica para que podamos mantenernos dentro de un presupuesto económico.

Por una cifra cercana a los € 53 podremos acceder al kit G.Skill Ripjaws X DDR3 a 2.133 MHz con latencias CL9, que exhibe una relación precio-calidad bastante interesante. Hasta aquí, venimos cumpliendo nuestro objetivo, montando un PC económico para realidad virtual.

Tarjeta gráfica

Para disfrutar de una experiencia verdaderamente emocionante con la realidad virtual, tenemos que poner nuestra atención en la tarjeta gráfica. Una solución interesante que permite mantenernos dentro de nuestro presupuesto y, a la vez, mantener buenos estándares de calidad, es la Sapphire AMD Radeon RX 470 Nitro+ OC de 4 GB, con una potencia muy similar a la GTX 970 pero a un precio más accesible. Es una solución intermedia que rondará los € 219.

La fuente de alimentación

El uso de la realidad virtual no exige que tengamos que recurrir a una fuente potente, pero sí es necesario no exponer al equipo que estamos armando a peligros. Por eso, hemos puesto nuestra atención en la Thermaltake Litepower 450W y nuestro equipo se pondrá en movimiento sin ningún tipo de inconvenientes y por sólo € 40.

El disco duro

Será la firma Western Digital quien nos provea de nuestra unidad de almacenamiento. Para ello, hemos seleccionado un HDD WD Blue de 1 TB. Este disco cuenta con una velocidad de giro de 7200 rpm y su nivel de rendimiento está dado por sus 64 MB de caché. Podemos conseguirlo por € 33,50.

El gabinete

Si nos dispones de un gabinete o caja que permita almacenar todos los componentes y, a la vez, contar con una buena ventilación, en el mercado podrás encontrar una amplia variedad de alternativas que tendrán que ver con tu gusto al momento de como lucirá tu PC para realidad virtual. Seguramente encontrarás alternativas que pueden rondar los € 24 y seguramente harán lucir tu PC.

¡Listo! Ya podremos estar montando un PC económico para realidad virtual. No hemos superado los € 550 de costo, algo bastante accesible. Ahora llegó el momento de disfrutar de la experiencia de realidad virtual.

Share this post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Facebook