Convierte el disco duro de tu viejo portátil en un disco externo

disco duro

Convierte el disco duro de tu viejo portátil en un disco externo

En alguna ocasión nos hemos encontrado con la noticia que no queremos oír: Nuestro portátil se ha averiado y sale más rentable comprar otro que arreglar nuestra vieja máquina. Son muchas las ocasiones en las que las averías de los ordenadores portátiles son aparatosas o simplemente han pasado varios años y ha quedado obsoleto para los nuevos software.

En el artículo de hoy del blog de Informático Granada te enseñaremos como aprovechar el disco duro de tu viejo portátil para reconvertirlo en un disco duro externo y así sacar el máximo partido posible a sus posibilidades. Convierte el disco duro de tu viejo portátil en un disco duro externo.

Convierte el disco duro de tu viejo portátil en un disco duro externo

Hoy en día, los ordenadores portátiles quedan obsoletos a una velocidad asombrosa. Las nuevas tecnologías avanzan y las máquinas quedan anticuadas cada vez con más rapidez. Por suerte, los ordenadores de sobremesa tienen una gran facilidad para sustituir piezas por otras de mejores prestaciones, pero en el caso de los portátiles no es tan sencillo ya que dependemos de marcas, modelos y disponibilidad de piezas que en ocasiones encarece su arreglo hasta ser inviable. Quien no ha oído alguna vez la frase: Sale más barato comprar uno nuevo que arreglar el viejo.

Es en esta situación cuando nos damos por vencidos y renunciamos a reparar la máquina. Pero no siempre tenemos que irnos con las manos vacías. Si el disco duro está en buenas condiciones podemos adaptarlo y convertirlo en un disco duro externo con muy poco esfuerzo.

Rescata el disco duro

En primer lugar debemos rescatar el disco duro de nuestro viejo portátil. Para ello, solo necesitaremos un destornillador pequeño (depende de la marca y el modelo variará el tipo de destornillador) y un poco de maña. Le damos la vuelta al equipo y desatornillamos el disco duro. Dependerá del modelo donde esté situado el disco, pero normalmente se encuentra en la parte trasera del equipo. Una vez abierto, solo tenemos que extraer el disco con cuidado.

Una de las cosas que deberemos tener en cuenta, es el tipo de conector que tiene nuestro disco: puede ser IDE o SATA.

Adquirimos una caja que guardará nuestro disco

Este tipo de elementos los podemos encontrar en nuestra tienda favorita de informática por muy poco dinero.

El tamaño puede variar dependiendo de nuestro disco. Pensemos que debe encajar bien sin resultar con holgura o forzado para que encaje. Es recomendable que si no tienes muy claro qué carcasa comprar, te pongas en contacto con nosotros y te ayudaremos en realizar esta tarea y asi te aseguras de que la carcasa es la adecuada para tu disco.

Esta carcasa traerá: una pequeña placa donde conectar nuestro disco, una carcasa metálica y un cable USB para conectarlo a nuestro ordenador. Aparentemente, nuestro disco duro no tendrá nada que envidiarle a uno nuevo.

También tendremos en cuenta que dependiendo si queremos USB 3.0 para tener mayor velocidad, nuestra carcasa puede encarecerse un poco más, pero merecerá la pena ese gasto extra. Es muy recomendable que la carcasa que compremos tenga conector IDE y SATA, ya que más adelante la podemos reutilizar con otro disco duro si fuese necesario y de este modo siempre nos servirá.

Coloca el disco en la caja

Es un proceso muy sencillo. Con el destornillador que requiera, abrimos la caja y retiramos una de las caras. Coloca el disco sobre la caja y conéctalo a la placa con el puerto correspondiente. Fijaremos el disco con los tornillos que trae y cerraremos de nuevo la caja colocando la tapa tal como la retiramos, y atornillamos de nuevo los tornillos que la cerraban.

Conecta el disco al PC

Mediante el cable que trae la carcasa, conectaremos un extremo a la caja y el otro extremo, el correspondiente al USB lo conectaremos a uno de los puertos del ordenador. Si la carcasa tiene un interruptor de encendido será necesario pulsarlo para que nuestro ordenador lo reconozca. Sino, simplemente con conectarlo lo detectará como ocurre con cualquier dispositivo que conectemos habitualmente.

Analiza tus datos

Ya que nuestro disco proviene de un ordenador, posiblemente allí esten todavia los datos de nuestro viejo equipo. El ordenador lo reconocerá como un nuevo disco, así que dentro de la carpeta equipo aparecerá un nuevo disco local, que al explorarlo, estará lleno de carpetas e información almacenada.

Ahora podemos salvar todos los datos que manteníamos en el ordenador portátil, o formatearlo para limpiar completamente le disco y disponer plenamente de toda su capacidad para nuestros archivos digitales.

Si crees que no eres capaz de llevar a cabo todo este proceso, siempre puedes llamarnos y estaremos a tu disposición para ayudarte tanto a aprovechar tu viejo disco duro como un disco duro externo, o para aprovechar alguna de tus viejas piezas sin necesidad de perder completamente el equipo que ya no tiene arreglo. En Informático Granada estaremos dispuestos para resolver cualquier duda o avería que se te plantee sin ningún tipo de compromiso.

f g tw

Si os ha gustado el articulo haz click en Me gusta.

 

Share this post

Periodo Vacacional

Estamos en periodo Vacacional hasta el Lunes 03 de Septiembre. Si tiene alguna urgencia puede contactar en la siguiente direccion de email [email protected] ACEPTAR
Aviso de cookies
Facebook