Consejos para mantener el ordenador fresco durante el verano

Consejos para mantener el ordenador fresco durante el verano

Consejos para mantener el ordenador fresco durante el verano

Cuando se acerca el verano o los días en que el calor empieza a sentirse con mayor intensidad, una de nuestras principales preocupaciones, con relación a nuestro ordenador, es evitar que éste se sobrecaliente y que sufra los rigores de las altas temperaturas. Mantener fresco el ordenador es colaborar con la salud y el buen rendimiento de nuestros equipos. Aquí te ofrecemos una serie de consejos para mantener fresco el ordenador, fáciles y rápidos de aplicar.

Ubicar correctamente nuestro ordenador

Uno de los consejos más importantes tiene que ver con el lugar que ocupa nuestro ordenador en el ambiente donde está instalado. Muchas veces elegimos ese lugar conforme a la estética, a la mejor disposición en nuestro escritorio, pero en realidad nuestra principal preocupación es que el ordenador esté ubicado en un lugar donde no reciba, de forma directa, la luz solar. Es conveniente que la torre de tu ordenador, o la CPU no tenga su parte trasera muy cerca de algún muro u otro obstáculo que dificulte la libre circulación del aire. De esta manera, el aire caliente que expulsan los ventiladores, no se reabsorberá.

Mantener la caja del ordenador cerrada

Por algún motivo que la mayoría desconoce, se ha creado el mito de quitar las tapas del chasis de la torre del ordenador, pensando que de esta manera contribuimos a mantener más fresco el ordenador. En realidad, al quitarles la tapa a los chasis, estamos permitiendo que la estática que generan los componentes electrónicos atraigan hacia el interior de la torre, polvo y pelos que, finalmente, terminarán obstaculizando el funcionamiento de los ventiladores y generando una gran dosis extra de suciedad en el dispositivo.

Limpiar periódicamente el interior de la torre

Nuestro ordenador es un gran acumulador de polvo y suciedad. Toda esa suciedad que va acumulándose en el interior de la torre conspira contra el buen funcionamiento y la buena refrigeración. Es importante que periódicamente hagamos una cuidadosa limpieza, eliminando el polvo, fundamentalmente aquel que se acumula en los ventiladores. Para ello debemos quitar las tapas del chasis y con mucho cuidado y con la ayuda de un pincel o un spray de aire comprimido, retiramos todo el polvo que se haya acumulado. Lo mismo haremos con las rejillas de ventilación de las tapas del chasis.

Instalar más ventiladores

Aunque es la CPU del ordenador uno de los mayores generadores de calor, otros componentes son también una fuente permanente que contribuye a aumentar el flujo de aire caliente, por ello, una opción interesante es la de instalar ventiladores adicionales que colaboren refrescando esos componentes. La alternativa es sencilla y no es costosa.

Adicionar equipos de refrigeración

Los equipos de alta gama, sobre todo aquellos utilizados por los gamers, pueden llegar a generar mucho calor, por eso es recomendable la instalación de equipos de refrigeración, especialmente diseñados para ordenadores. Se trata de sistemas de refrigeración por agua, similares en su funcionamiento a los que utilizan los automóviles. Si bien esta opción no es tan económica, constituye una alternativa necesaria en aquellos lugares donde los intensos calores vuelven insuficientes el accionar de los ventiladores y las medidas tradicionales. Estos equipos están especialmente diseñados para PC’s y cuentan con todas las medidas de seguridad para proteger el ordenador.

Reemplazar la fuente de alimentación

La fuente de alimentación cuenta con un potente ventilador que, lamentablemente, no puede ser reemplazado de forma separada de la fuente, por ello, si necesitamos mejorar el rendimiento de ese ventilador, es necesario cambiar la fuente completa, buscando una de menor potencia y cuyo sistema de aire sea más adecuado, esto contribuye a mantener fresco el ordenador.

Optimización del uso de energía

No siempre prestamos debida atención a las opciones que nuestro ordenador dispone para hacer un uso racional del consumo de energía. Podemos mejorar la temperatura de nuestro equipo, programándolo para que entre en hibernación, para que desactive los discos que no se encuentran en uso, etc. De esta forma el trabajo mecánico del ordenador se verá reducido y con ello la generación de calor.

Para aquellos que se consideran más osados en el manejo de los ordenadores, sobre todo en lo relacionado con el hardware, o, simplemente disponen de un servicio técnico de confianza, pueden recurrir a mejorar el cableado interno del ordenador. Colocar cables más cortos contribuye a que el aire, en el interior de la torre, circule con mayor libertad y se reduzca la temperatura.

Otra acción que requiere un poco más de conocimientos, consiste en reducir la velocidad del procesador. Esto se logra a partir del Bios del ordenador – del mismo modo se puede aumentar la velocidad – controlando la velocidad a la que giran los ventiladores. En la actualidad existen aplicaciones que nos permiten controlar la temperatura de nuestros equipos.

Con estas pequeñas acciones, tendremos equipos más frescos, menos ruidosos y la vida útil se prolongará. Prueba ponerlas en práctica y cuéntanos cuál fue tu experiencia.

Share this post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Facebook