Informático granada
portatil

Consejos para escoger el mejor portátil

Compartir:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

Escoger el portátil más adecuado no es sencillo, se debe tener en consideración una serie de detalles. Si no se valoran ciertos aspectos es muy probable que con el paso del tiempo este quede obsoleto, comience a dar problemas o deje de funcionar.

Antes de lanzarse a la compra lo primero que se debe tener presente es el presupuesto para invertir. Existen muchos precios y la mayoría están relacionados con las diferentes funcionalidades que tiene el portátil. A mayores prestaciones mayor será el precio. Por eso a continuación se va a realizar un análisis de cuáles son los requisitos mínimos que debe tener un portátil, para no cometer errores.

Nuevos diseños

Los tiempos han cambiado, la palabra “portátil” abarca una gran variedad de productos relacionados con la tecnología. Con el paso del tiempo se han creado diseños, adaptaciones físicas y estéticas que aportan otras funcionalidades, adaptadas a las necesidades de los clientes.

Los diferentes modelos que se pueden encontrar son:

  • Portátil: es el tradicional modelo, que consiste en un ordenador autónomo. Suele encontrarse en varios formatos, tamaño y grosor.
  • Ultrabook: son formatos muy finos, similares a los famosos MacBook de Apple.
  • Convertibles: salieron al mercado hace pocos años y se han puesto muy de moda, pues permiten extraer la pantalla para convertirla en una Tablet. Son muy útiles en comodidad y labores de ocio, aunque suelen tener un rendimiento menor que los portátiles tradicionales.

¿A que va a ir dedicado el portátil?

Además de tener presente el presupuesto a invertir, también se debe considerar para qué está destinado ese portátil. No es lo mismo se use para tareas cotidianas, como mirar Google y ver el correo, que para diseño gráfico o para jugar online.

Se debe pensar en todos los aspectos para ir dando forma a los componentes que más convienen, para invertir el dinero de manera adecuada.

Puntos a tener en cuenta

Con todo lo anterior ya claro, a continuación se elaborará un listado de todas las claves que se deben tener presentes para elegir el portátil que de verdad se necesita:

  • Tamaño de la pantalla: para trabajos sencillos y de ofimática, así como navegación web, no es aconsejable escoger pantallas pequeñas, como mínimo para este tipo de tareas debe tener 13 pulgadas. Por el contrario, si se va a usar el equipo para tareas más exigentes como juegos o el diseño gráfico, es mejor buscar modelos de más pulgadas que ofrezcan mayor resolución. Hay que tener presente que a mayor pantalla, mayor consumo de recursos y por lo tanto se debe elegir un modelo con hardware más potente (con tarjeta de video), que sea capaz de mover todos los píxeles
  • Movilidad y autonomía: ambos puntos son claves, cuando uno elige comprar un portátil en vez de un ordenador de mesa, es porque necesita moverla y que la batería tenga una autonomía decente. Mientras menos pese y mayor sea la autonomía en esta clase de equipos mejor, pero siempre pensando en el uso que se le vaya a dar.
  • Procesador: es el corazón del equipo y se debe tener mucho cuidado a la hora de elegir. Para tareas sencillas bastará un procesador de dos núcleos, pero para equipos profesionales se debe buscar como mínimo un Core i3 serie 6000 y si es para juegos online un Core i5 serie 6000.
  • Tarjeta gráfica: si no eres un jugador online aficionado, bastará con una tarjeta gráfica integrada en el equipo, que además ayudará a maximizar la autonomía del portátil. Es importante elegir el modelo adecuado, pues una vez elegido ya no hay marcha atrás, no se podrá incorporar una nueva.
  • Memoria RAM: es un componente muy importante. Hay equipos en los que no se puede ampliar porque va soldada, hay que tenerlo presente cuando se vaya a comprar un portátil. La memoria RAM “caduca” con el paso del tiempo y si no viene soldada se puede ir cambiando cuando se necesite añadir una mejor. Lo mínimo recomendable para un uso básico son 4 GB de RAM. Si se va a usar para trabajos más exigents se necesitara mínimo una de 8 GB e incluso 16 GB.

Artículos relacionados