¿Cómo proteger una conexión WIFI adecuadamente?

WIFI

¿Cómo proteger una conexión WIFI adecuadamente?

El Wifi es una tecnología de comunicación inalámbrica, que permite conectar a Internet los diferentes equipos electrónicos de una casa u oficina: ordenadores, portátiles, tabletas o Smartphone. Estos son capaces de conectarse a la red mediante el uso de radiofrecuencias o infrarrojos.

WIFI es originariamente una abreviación de la marca comercial “Wireless Fidelity”, que en inglés significa “fidelidad sin cables o inalámbrica”. En español se usa indistintamente en masculino y en femenino, en mayúscula o minúscula, dependiendo de la preferencia o del sujeto que la acompañe.

Por lo tanto la tecnología WIFI es una solución informática que crea redes inalámbricas basadas en las especificaciones IEEE 802.11, que asegura la compatibilidad con los equipos certificados bajo esa denominación.

A nivel usuario la definición de WIFI sería aquella comunicación inalámbrica que prescinde de cables o medios físicos visibles de propagación, y que emplea ondas electromagnéticas para su transmisión. Obviamente estas ondas están limitadas a un radio específico de cobertura, entonces para que los aparatos tecnológicos se puedan conectar deben estar en ese perímetro.

Actualmente casi todas las casas cuentan con un WIFI entre sus electrodomésticos, ya que es una de las formas más sencillas y cómodas de tener Internet; y que este pueda ser disfrutado por todos los miembros de una familia. Para que esto suceda de manera correcta todos deben estar dentro del área de cobertura WIFI y llevar una clave para que solo puedan acceder los miembros autorizados por los propietarios de la conexión.

Aunque el WIFI es un sistema que facilita la vida a todos los miembros de una casa y aporta muchas facilidades, también puede ser una herramienta peligrosa si no se encuentra bajo ciertas normas de seguridad, y es que las personas que se encuentren cerca de él, como los vecinos, pueden entrar en la red, consumiendo potencia e incluso llegando a robar información.

¿Cómo mantener el WIFI a salvo?

Para que todo esté a salvo, además de seguir unas pautas para que nadie pueda entrar en la red WIFI, también es necesario que el resto de los dispositivos tengan un buen sistema de seguridad y se sanee periódicamente.

Cambiar la contraseña predeterminada

La mayoría de los dispositivos vienen configurados con una contraseña o password determinada por el fabricante. En ocasiones estas nunca llegaron a ser cambiadas por los dueños, lo que debilita los sistemas de seguridad. Es importante utilizar una contraseña con números, letras y símbolos combinados y un nivel de cifrado WPA2. Puede parecer muy obvio pero pocas personas realizan el cambio.

Modificar las credenciales del router

Relacionado con el punto número uno, otra de las claves son las credenciales de acceso. Es necesario controlarla dado que si un usuario externo ingresa podría echar a la persona de su propia red.

Cambiar el nombre de la red WIFI

Puede parecer absurdo, pero es muy importante el nombre de la red, ya que puede ofrecer mucha más información de la que el usuario piensa. Se debe usar un nombre que no tenga relación con la familia, nada de apodos, nombre de mascotas o personales, direcciones o fechas. De esta forma será más difícil para los hackers saber a quién pertenece y descifrar la contraseña. Además este proceso de cambio debe realizarse cada cierto tiempo, de esta forma los usuarios que llevan tiempo siguiendo una cuenta la pierden de vista.

Se deben desactivar también todos los accesos remotos a un ordenador, portátil o router. Pues es peligroso si no se conoce bien su funcionamiento

Desactivar el acceso por WPS

La tecnología WPS (WIFI Protected Setup) ofrece la posibilidad de conectar otro dispositivo a la red con solo apretar un botón en el router y sin necesidad de colocar contraseña.

Para que no se conecte ningún equipo de manera automática, este debe mantenerse en “estado de espera” hasta que se presione el botón para ingresar, de esta forma nadie (intrusos) sabrá en qué momento se activa la conexión, lo que hará poco probable que se puedan conectar a la red siempre que lo deseen.

Es importante cumplir los puntos anteriores para conservar la seguridad de la red WIFI de una casa, dado que si alguien consigue entrar podría llegar a convertirse en un problema.

 

Quizás también te interese

Share this post


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Facebook